La expansión de las altac en Chile

La expansión de las altac en Chile

Hoy contamos en nuestro blog con un artículo de Roberto Muñoz, un viejo amigo de Carreras Científicas Alternativas, sobre profesiones alternativas al mundo académico (altac).  Además de ser un enorme astroinformático y científico de datos chileno, Roberto es uno de los mayores impulsores del movimiento altac en latinoamérica.

¡Mil gracias, Roberto, por acercar el mundo de la empresa a nuestros investigadores y por haber creado puentes entre nuestras comunidades en España y Chile!


La expansión de las altac en Chile

Se dice que los Xennials nos caracterizamos por ser una generación que vivió la infancia en el mundo analógico y la adultez en el digital. Crecimos viendo películas como ET y Volver al futuro (Regreso al futuro si estabas en España), jugando juegos como Pacman o Street Fighter y consultando libros como la enciclopedia británica y el almanaque para resolver las tareas del colegio.

Cuando voy por la calle y me preguntan qué soy, suelo decir que soy un científico xennial. Solo en Estados Unidos se estima que hay 120.000 científicos xennials y cerca del 42% trabajan en el sector privado. La palabra científico es parte de nuestro léxico diario, todas las semanas vemos noticias de alguien que descubrió un nuevo planeta extrasolar o de un nuevo método para detectar cáncer de manera temprana.

 

La Astronomía es el área que ha experimentado el mayor crecimiento porcentual de profesionales durante los últimos 10 años en Chile y se ha convertido en la cabeza de punta de las altac

 

Los investigadores y científicos sabemos de primera mano que las diferencias entre las economías emergentes y desarrolladas son marcadas. En Chile representamos menos del 0,1% de la población trabajadora y como sociedad gastamos en Investigación y Desarrollo (I+D) apenas el 0,36% del PIB (gasto en el sentido contable). Por el contrario, en Estados Unidos los investigadores representan el 0,4% de la población y gastan cerca del 2,7% del PIB en I+D. ¿Quiénes son estos investigadores? La gran mayoría son profesionales que hicieron una carrera en la Universidad y luego obtuvieron un grado de Magíster (MSc) y/o Doctorado (PhD). Podríamos decir que les gusta estudiar y ñoñear.

El milagro de la Astronomía en Chile

Dada su geografía única, Chile se ha convertido en el país con el mayor número de laboratorios naturales. En el norte del país destacan los estudios de extremófilos y la construcción de telescopios robotizados para la búsqueda de exoplanetas, ambos de impacto a nivel mundial.

El desarrollo de la Astronomía en Chile es digno de estudio: saca gran provecho de los laboratorios naturales del país, atrae inversión de los grandes conglomerados como ESO y AURA, y ha permitido la proliferación de institutos y departamentos de Astronomía en el país. A mediados de los 60s se crea el primer Departamento de Astronomía en Chile, se fundan los Observatorios de Cerro Tololo y La Silla y se comienza a formar a los primeros astrónomos en el país. Chile pasa de tener menos de 10 Doctores en Astronomía a más de 300 en el periodo comprendido entre 1965 y 2018.

 

Me saco el sombrero y aplaudo ese 35% de profesionales de Astronomía que desempeñan labores altac, algo así como un microclima de desarrollo dentro de una economía emergente

 

Las cifras indican que la Astronomía es el área que ha experimentado el mayor crecimiento porcentual de profesionales durante los últimos 10 años en Chile y se ha convertido en la cabeza de punta de las altac. Cerca de un 15% de los Doctores en Astronomía trabajan como analistas e instrument scientist en los observatorios astronómicos del norte, otro 10% como científicos de datos en la industria y otro 10% como comunicadores en instituciones de divulgación científica. Me saco el sombrero y aplaudo ese 35% de profesionales de Astronomía que desempeñan labores altac, algo así como un microclima de desarrollo dentro de una economía emergente.

¿Y qué hay del resto de las disciplinas? ¿Cuántos se han insertado en empresas? ¿Qué harán los cerca de 6 mil investigadores en postgrado matriculados en programas de Doctorado?

El fenómeno altac en Chile

El término altac fue acuñado por la investigadora Bethany Nowviskie y se refiere a las carreras profesionales que persiguen los Doctores fuera de la academia. Como la mayoría de las discusiones enriquecedoras y que suelen dejar marca en el mundo, ésta surgió en las Humanidades. En términos simples, producto del deterioramiento económico que sufren varios países durante la crisis subprime del 2008, el gasto público destinado a la educación terciaria e investigación se estanca y los profesionales que hacen I+D en las Universidades sienten el golpe.

Evolución de las becas nacionales e internacionales de Doctorado financiadas por el Estado chileno (verde) y total de matrícula de Doctorado en programas nacionales (morado) (Basado en cifras publicadas por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica y Ministerio de Educación de Chile).

Imagínate una industria acostumbrada a producir 100.000 reactores de agua ligera al año, dispositivos ultra necesarios para satisfacer las necesidades energéticas de las economías emergentes y desarrolladas. Sin previo aviso, los compradores dicen que dejarán de comprar los reactores porque están ahogados con deudas y deberán apretarse el cinturón. ¿Qué haces con los 500.000 reactores que ya entraron a la pipeline de producción y que serán comercializados durante los próximos 5 años? Algo por el estilo le pasó a los científicos jóvenes que nos formamos en ese periodo.

El fenómeno altac en Chile comenzó a adquirir fuerza a partir del 2013, año en que se conjugan tres elementos clave:

  • Las Universidades chilenas gradúan a cerca de 400 Doctores (Programas nacionales).
  • Comienza a volver un gran contingente de chilenos que obtuvieron sus Doctorados en el extranjero (Becas Chile).
  • Universidades privadas abren programas para contratar a Doctores extranjeros (Programa PAIR).

No existen cifras oficiales, pero en base a las cifras publicadas por algunas Universidades se estima que más de 1.000 profesionales con Doctorado fueron inyectados al mercado laboral el año 2013. ¿Qué fue de ellos? Es probable que la mitad terminó haciendo algún tipo de postdoc y la otra mitad haciendo clase part-time en Universidades, institutos y colegios.

 

Los altac ya no serán la excepción sino más bien la norma

 

Distribución del sector de empleo para profesionales con el grado académico de Doctorado (Informe de resultados de la II Encuesta de Inserción de Investigadores con Postgrado del Centro de Estudios ANIP y Fundación Ciencia360).

 

Ha pasado bastante agua bajo el río y el fenómeno de los altac sigue siendo un fenómeno underground en Chile. No existe consenso entre los investigadores seniors respecto a la necesidad de reformar los actuales programas de postgrado y crear Doctorados industriales, y por otro lado el discurso de los investigadores jóvenes sigue girando en torno a la necesidad de inyectar más recursos a las Universidades y aumentar el número de plazas permanentes.

Un par de asociaciones en Chile han decidido abordar la problemática desde varias aristas y han generado espacios de reflexión en torno a la inserción laboral de los investigadores (ANIP, Más Ciencia para Chile, Ciencia360, Ciencia al congreso). Estas asociaciones han permitido visibilizar la problemática, levantar un diagnóstico y empujar al mundo político-civil para la creación de nuevas instituciones científicas con mirada de largo plazo.

La academia como el camino alternativo

Si bien hace 30 años la Universidad era el espacio que dominaba la inserción de profesionales con Doctorado, hoy en día el abanico es más amplio y se habla de investigadores insertos en centros de investigación, empresas, startups, fundaciones, centros de comunicación e instituciones públicas que giran en torno a la Ciencia y Tecnología. De acuerdo a la última encuesta de inserción levantada por ANIP y Ciencia360, se estima que cerca del 9% están insertos en Centros de investigación y 5% en empresas privadas. Existen casos notables de investigadores jóvenes que han construido su carrera en torno a la comunicación y divulgación científica, otros que han creado startups de alto impacto social y otros que se han insertado en mandos intermedios en empresas.

¿Hacia dónde camina Chile? ¿Jugará un papel clave el recientemente creado Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación en Chile? La discusión lleva décadas y el consenso indica que necesitamos de políticas científicas de largo plazo y que estén conectadas con el desarrollo de la sociedad.

Los altac ya no serán la excepción sino más bien la norma.

 

-Roberto Muñoz-

 

Roberto Muñoz (@RobertoKPax) es Doctor en Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC). Cuenta con más de 10 años de experiencia en el área de Astroinformática y análisis masivo de datos. Se desempeña actualmente como Lead Data Scientist en la empresa chilena MetricArts y Director de innovación de la Fundación Ciencia360.

Sus principales líneas de investigación son el análisis masivo de datos y el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial. Ha realizado estadías de investigación en las Universidades de Princeton y Chicago en Estados Unidos, y trabajado como investigador científico en el Observatorio astronómico de Estrasburgo en Francia.

 

 

¿Quieres seguir el blog de
Carreras Científicas Alternativas?

 

CLICK AQUÍ

¿Quieres recibir más información sobre
Carreras Científicas Alternativas?

 

CLICK AQUÍ